Los dolores de espalda y las lumbalgias se han transformado en un fenómeno común, sobre todo para las personas que pasan largas horas frente a un escritorio. Estas dolencias, están relacionadas a lesiones como las artritis o las hernias de disco, en su mayoría están provocadas por una alta cuota de sedentarismo, y se manifiestan cuando nos encontramos sentados.

El dolor de espalda es como un resfrío, se ha transformado en los últimos años en una causa común de ausentismo al trabajo, se calcula que es responsable de 60.000 ausencias en el plano laboral y esto se traduce en la pérdida de más de 1 millón de jornadas. Acá en Chile un 80% de la población ha tenidos dolencias lumbares alguna vez, según datos del MINSAL.

Si pasas 8 horas en tu silla día a día para comenzar a sufrir dolencias, además súmenle a eso horas sentados en el auto o transporte público camino a sus trabajos, cuando llegamos a casa nos recostamos en el sofá, no logramos estar mucho de pie. Esto se transforma en algo verdaderamente peligroso, el sedentarismo no sólo provoca los dolores de espalda, sino que también ayuda a que aparezca la diabetes tipo dos, los problemas al corazón, como infartos o trastornos y aumenta la mortalidad.

Según explica el diario “The Wall Street Journal”, el principal problema de pasar tanto tiempo sentados es que aumenta la presión entre los discos de nuestra columna vertebral. Cuando uno está de pie la curva es natural, pero al estar sentado quebramos esa curva, explica el matutino.

 

Pero este problema tiene solución. Cuando pasamos tanto tiempo en la silla, es conveniente que usemos soportes lumbares, para rectificar la postura, pero eso solo será paliativo, lo que debes hacer es pararte cada 30 minutos y estirarte por unos 2 minutos.

Coloca tu columna en posición extendida, no la flexiones, respira profundo, no elongues, intenta no flectar tu cuerpo, respira y haz más ejercicos de respiración, para que puedas relajarte.

Otro ejercicio que puede ser útil elevar tus manos por sobre la cabeza, debes apretar una mano con la muñeca estirando hacia arriba, este ejercicio alineara nuestra columna.

Estos ejercicios nos ayudarán cada vez que sintamos un poco fatigado nuestro cuerpo. Si a esto le sumamos la practica del yoga es mucho mejor, es un ejercicio completo, que nos hace adquirir herramientas de estiramiento y relajación que son una excelente combinación.

 

FUENTE: informe21.com y El Confidencial, datos del Ministerio de Salud de Chile.