Blog

La cascara de huevo nos ayuda y mucho

Hay veces en que nos duele mucho el cuerpo, sobre todo las articulaciones, que se van deteriorando con el tiempo o el esfuerzo físico que hacemos. A continuación, les mostramos como la cáscara de huevo se ha transformado en una arma paliativa para prevenir los procesos degenerativos de las articulaciones, nos ayuda a reducir los procesos inflamatorios, después del esfuerzo físico y tiende a favorecer la recuperación de los tejidos del aparato locomotor.

 

La membrana del huevo que se encuentra en la cáscara, tiene un grandes componentes vitamínicos que la hacen un producto potente para la recuperación de nuestras articulaciones.

Se han efectuado pruebas en adultos mayores con artrosis y perros con displasia de cadera, y los resultados fueron positivos, la mayoría de ellos disminuyeron hasta en un 80% sus dolencias. La clave de la membrana del huevo radica en su composición equilibrada, alto en hierro, minerales, vitaminas y sobre todo calcio. La cáscara puede potenciar hasta 5 veces más que un producto normal, el concepto de “sinergia” entre los nutrientes explica como los beneficios de estos pueden mejorar nuestra salud e incluso, nuestro estado de ánimo.

Los tres efectos más importantes de la cáscara de huevo son:

-Es anti inflamatorio

-Se transforma en un analgesico natural.

-Regenera el cartílago.

No botes la cáscara, debes lavarla y hervirla antes de comerla, no la aliñes con nada, como una a dos al día.

FUENTE: RUNNEA.COM