Blog

Muy buenas razones para salir a andar en bicicleta

Un gran ejercicio y que nos hace sentir liberados, es salir a andar en bicicleta, ¿Realmente conoces los beneficios de la práctica de este deporte recreativo? Además, de ser una alternativa de transporte, es una actividad relajante, extremadamente divertida si la realizas en grupo. Andar sobre una bici es uno de los mejores ejercicios que pueden realizarse, pues además de ser práctico y económico, ayuda enormemente al organismo, dado que potencia el estado aeróbico.

Lo importante del uso de este medio de transporte es que cuidamos el ecosistema, tal vez después de leer estos beneficios te convenzas y salgas de una vez a andar en bicicleta.

1-. Al estar pedaleando nuestro cuerpo produce hormonas que te hacen sentir mucho mejor, se ha comprobado que las personas que suelen andar en bicicleta tienen menos riesgos de contraer enfermedades psicológicas o de depresión, esto porque el cerebro se oxigena y permite pensar con facilidad. Pasear arriba a de la bici genera endorfinas, la llamada “Hormona de la felicidad”, éstas se producen al hacer ejercicio, así que se te ocurre pasear en bicicleta alrededor de una hora, verás un efecto notable en tú vida.

2-. Aunque son las piernas que más se benefician al hacer este ejercicio, debes saber también, que andar en bici también ayuda a la parte superior de nuestro cuerpo, ya que mantiene un balance y equilibro corporal. Si te dan ganas de realizar actividad física, puedes complementarlo con una serie de abdominales al terminar tu trayecto y así tendrás grandes resultados en tu figura.

3-. El uso de la bici reduce el riesgo de infartos cardíacos en un 50%, esto se debe a que cuando pedaleamos el ritmo de nuestro corazón aumenta y la presión arterial disminuye. Además, te ayudará a reducir el colesterol que es dañino para nuestro organismo, los vasos sanguíneos se conservarán flexibles y saludables cuando tus piernas se muevan.

4-. Si sufres de constantes dolores de espalda y cuello, sólo se deben a tu inactividad, la cual hace que se reduzca la nutrición de los discos y terminaciones de nuestros huesos y cartílagos, de esta forma se va perdiendo la capacidad de amortiguación de los impactos y recuperación física. La falta de ejercicio lo único que hace es que los músculos se vayan atrofiando y disminuyendo en sus funciones. Al subirte a la bicicleta adoptamos una postura correcta, con nuestro torso ligeramente inclinado hacia adelante, la musculatura de la espalda estará en baja tensión, por lo que se verá obligado nuestro tronco a estabilizar.

5-. Dejar el transporte público o nuestros autos es una excelente señal, sobre todo cuando buscamos cuidar nuestro medio ambiente, a través de esta práctica estaremos disminuyendo la generación de gases dañinos, se estima que si cada uno de nosotros utilizará una vez a la semana la bicicleta podría retardar el deterioro de la capa de ozono en unos ocho años.

 

 

Fuente: Sandiegored.com