Blog

¿En qué consiste el método 1x2x3?

Un minuto de ejercicio, dos minutos de descanso y tres series. Ésta es la base del “Programa del profesor Carlos  Saavedra (Máster en Ciencias de la Actividad Física de la Universidad Laval, Canadá).
Queremos en esta oportunidad compartir parte del trabajo del Carlos Saavedra ya que en nuestra experiencia de trabajo con nuestros alumnos, este método ha sido fundamental para rehabilitar el tejido muscular debilitado y dismunuido por el sedentarismo, entonces la idea es involucrar por separado cuatro a ocho grupos musculares en cada sesión de entrenamiento, y determinar un peso con el cual la persona sólo pueda hacer un minuto de repeticiones, ni más ni menos. Al mismo tiempo, se debe adecuar una posición corporal que permita disminuir el estrés cardiovascular durante y después de hacer el ejercicio.
Este plan se basa en movimientos anaeróbicos, es decir, aquel que por lo elevado de su intensidad, no puede sostenerse de manera continúa. Como se trabaja con grupos musculares pequeños, permite practicarlos sentado o incluso acostado sin demandar gran cantidad de oxígeno, evitando elevaciones bruscas de presión arterial y de la frecuencia cardiaca. “Con ocho sesiones, los niveles de glicemia vuelven a la normalidad, y sólo toma 20 a 30 minutos al día, dos veces por semana”, agrega Saavedra.
¿Por qué este programa de entrenamiento ejercicio ayuda a la diabetes?
Los músculos tienen la capacidad de almacenar hasta un 80% del azúcar que consumimos durante el día. Sin embargo, cuando la musculatura no está trabajada o entrenada, su capacidad de almacenamiento se reduce a niveles mínimos, quedando más azúcar en la sangre, lo que puede desatar hipertensión, altos niveles de colesterol y diabetes.
Según este facultativo, el 40% de nuestro cuerpo es tejido muscular, el que si no se ocupa, genera un aumento de nutrientes en nuestra sangre, que pueden ser absorbidos por otros órganos que no están capacitados para tal almacenaje. Por ejemplo, mucha del azúcar que consumimos y que no es absorbida por los músculos se va directamente a nuestro hígado. Este órgano tiene una capacidad limitada para almacenarla, por lo que su exceso se convierte en triglicéridos, generándose una enfermedad llamada hígado graso.
Si se optimiza el tejido muscular, el organismo tendrá un mejor funcionamiento, a través de un mayor gasto de grasas y azúcar consumidas, disminuyendo los infartos cardíacos, los niveles de glicemia en la sangre y, en general, todos los riesgo cardiovasculares.
Es de suma importancia entender que el ejercicio tiene un rol protector muy potente, por ende la alinza entre el ejercicio y la correcta alimentación, son el mejor y mas barato medicamento que podemos consumir libre y tranquilamente.
Share